Las huellas de las personas que caminan juntas nunca se borran.

Proverbio de Congo
Tres eran los caminos que atravesaban el Bierzo